El Gran Danés y los niños

Una de las características más arraigadas en estos gigantones es la paciencia, cualidad que es importantísima si pensamos adquirir un perro para nuestros hijos. El Gran Danés, como lo hemos dicho anteriormente, es un perro de familia que goza del juego durante toda su vida.

Los cachorros Gran Danés son gigantes y en cuanto a diversión nunca llegan a madurar del todo. Es justamente este gusto por la diversión, juego y paciencia lo que los hace una de las razas más compatibles con los niños, a pesar de su gran tamaño.

En resumen, el Gran Danés será un compañero perfecto durante las horas de juego, aunque se debe ser cuidadoso con el trato que los niños le den, ya que eso podría tener consecuencias poco gratas debido al tamaño y a la fuerza que posee esta raza de perro.

Este pequeñísimo video se muestra el cuidado de un Gran Danés para no lastimar a la bebé, durante los juegos.

¡La complicidad que llegan a tener es maravillosa!